28 ene. 2010

NOS VEMOS EN AVATAR

El progreso de la humanidad, en lento ascenso, necesita transformar a la naturaleza y a la sociedad eliminando la violenta apropiación animal de unos seres humanos por otros. Cuando esto ocurra, se pasará de la prehistoria a una plena historia humana.




El cine nos está permitiendo asistir a un gradual pero significativo cambio de mirada respecto de los “otros” y de nosotros mismos : Hace 40 años las películas de ciencia ficción mostraban a gloriosos ejércitos humanos defendiéndose de la invasión extraterrestre. Hace 30 años eran extraterrestres de apariencia grotesca varados en algún paraje urbano o rural, sin acceso temporalmente a la tecnología necesaria para regresar a su planeta de origen. Hace 20 años las cámaras se desplazaron a los confines de la galaxia y nos mostraron que no somos la única especie civilizada en el universo, y que era completamente viable la posibilidad de alianzas con los alienígenas. Hace 10 años ya eran ellos los que nos invitaban sutilmente a conocerles…Ahora la magia del cine –y el talento sensible de Camerón – nos muestran como el modelo utilitarista belicista es incapaz de aceptar, comprender y convivir con sociedades que practican otros sistemas de valores menos individualistas y menos materialistas.

Ya Eduardo Galeano nos cuestionaba: Realmente vale la pena ser como ellos? Es el consumismo a ultranza y la relación depredadora del ser humano con la naturaleza y con los otros humanos el modelo que aun amerita ser tenido como referencia? Y Avatar llega a ilustrar cómo dicho modelo no es viable en el tiempo y en el espacio. El capitalismo y su metodología de expropiación violenta (“tomo lo que creo que necesito, y si no me lo das lo tomo por la fuerza”).

En Avatar nos vemos reflejados. Y al vernos no podemos dejar de preguntamos: Quien es la bestia y quien el civilizado? Es garante de civilización tener armas mortíferas, carros veloces, maquinas eficientes y enormes cuentas bancarias personales? La razón de ser de la naturaleza es ser explotada para lucro privado? El egoísmo individualista es el motor del desarrollo humano? Todo lo que soy termina con la muerte? La tecnología utilitarista produce seres plenos o marionetas? La vía de la espiritualidad nos permite llegar a vivenciar lo que la tecnología instrumental pretende controlar?

El saludo profundo de los navis es “te veo”.

Cuando te veo…qué veo? Que parte de ti veo? La esencia o las apariencias? Veo lo humano que hay en mi y lo humano que hay en ti? Veo el rol o la persona? Veo a un ser humano o a un objeto animado que debe acatar a las buenas o a las malas mis esquemas de vida y de relación?

Cuando te veo alcanzo a verme en ti? Alcanzo a reconocerme en ti, a verme en ti, en el otro, como “un legitimo otro en convivencia con uno”, al decir de Humberto Maturana?

En su afán de contabilizar y controlar el mundo, la naturaleza y los otros, el ser humano occidental con su racionalidad instrumental descartó y degradó la existencia de lo sutil, del espíritu, de lo eterno. Avatar muestra la posibilidad de conectarse conscientemente con el otro, con los otros, con el todo y el uno.

El sistema de valores y el modelo de sociedad actualmente imperantes no son viables!. El rey está desnudo”. El velo ha caído –viene cayendo lenta pero inexorablemente- de nuestros ojos; tanto que ya se proyecta ante los ojos de millones de espectadores quienes tal vez tendrán mas registros vivenciales para poner en duda el modelo establecido…O tal vez estamos sonámbulos y no lo vemos? Y si es así cómo despertar-nos?

No hay comentarios: