23 dic. 2011

Cuando busco el sentido de mi vida me encuentro con varias dificultades

Aparte de Charla dada Por Dario Ergas en Italia, durante el lanzamiento del libro "La mirada del sentido" traducido al italiano 

La primera dificultad es que no es verdad que busco sentido en mi vida, la mayor parte del tiempo experimento que mi vida sí tiene sentido.  Es muy difícil buscar algo que se cree que ya se tiene.  Sin embargo en esta época de cambio veloz, los acontecimientos golpean nuestras  creencias  y eso provoca sufrimientos tan grandes, que terminamos por reconocer que estamos totalmente perdidos y nuestra vida no tiene ningún sentido. Estos baldes de agua fría que la vida nos arroja una y otra vez, es la experiencia que llamamos de fracaso.  Tenemos confundido el sentido de la vida con nuestros ensueños y deseos.  Cuando esos ensueños fracasan, despertamos de la ilusión y nos damos cuenta que estamos perdidos y sin un  sentido verdadero. El fracaso permite a la conciencia liberarse por un momento de la prisión de los ensueños. Esta experiencia de fracaso es muy importante y es muy difícil de asumir.  La experiencia de fracaso  la vivimos todos, pero sólo algunos la reconocen y muchos la ocultan o la niegan.  Cuando ocultamos o negamos nuestros fracasos caemos en el resentimiento, la depresión o el pánico.  El reconocimiento del fracaso  nos despierta de la ilusión que tiene prisionera a la  conciencia, y nos deja en libertad de iniciar una búsqueda nueva. Por esto decimos que  esta búsqueda y esta enseñanza es “para los que llevan el fracaso en su corazón”.

Galeria multimédia del Nuevo Humanismo

Vinculo para ir a Galeria Multimedia del Nuevo humanismo: http://media.newhumanist.us/gallery/


21 dic. 2011

Potenciar una nueva ciudadanía: TICs y participación ciudadana


por Andres Schuschny (@schuschny).  Naciones Unidas – CEPAL


Desde hace más de 10 años la Red ha emergido de la periferia nerd hasta ubicarse en la centralidad de la mayoría de los procesos sociales. Entender la evolución de la cultura hoy, es comprender Internet con todo lo que el concepto implica: dispositivos, programas, aplicaciones, plataformas, estándares, contenidos y, hoy más que nunca, interacción. Así lo han entendido, tal vez tardíamente, la mayoría de las empresas que poseen el potencial de movilizar la actividad económica.
Sin embargo, en el ámbito de la gestión pública y la política, esta realidad recien hoy empieza a ser considerada y no fruto de una reflexión meditada sino producto del forzaje generado por la presión de la gente que se apropió del proceso de granulación de contenidos multimediados que hoy testimoniamos. En los próximos años, se producirá un viraje fundamental en la perspectiva de los actores políticos, quienes en una primera instancia, se preguntaron “qué podían hacer con todo esto” y buscaron aprovechar la irrupción de los medios sociales con sólo fines propagandísticos, y pasarán a repreguntarse, “cómo esto cambiará todo”. Signo de cierta madurez, entenderán que la transformación no es optativa, lo que deberá suponer la centralización definitiva de las hoy “(no tan) nuevas tecnologías” en la mayoría de los procesos de la gestión pública. Así como en las empresas emergieron sistemas de gestión (CMS, CRM, ERP, “business intelligence”, etc.) que hoy se van integrando en arquitecturas efectivamente más abiertas, el sector público deberá incorporar sistemas equivalentes que posibiliten una gestión mucho más co-creativa e integrada con la participación de la gente, tanto intra como inter y extra-institucionalmente, lo que finalmente consolidará la emergencia de una nueva ciudadanía.

Felicidad Nacional Bruta

Felicidad nacional bruta

Jeffrey D. Sachs, profesor de economía, director del Earth Institute en la Universidad de Columbia y asesor especial del secretario general de Naciones Unidas sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio, publicó el 4 de septiembre un artículo en www.elpaís.com sobre la economía de la felicidad.

Como bien es sabido, a pesar de que vivimos en una época de riqueza y comodidades sin precedentes en la historia, los niveles de malestar y pesimismo se han disparado en la mayoría de los países. Muchos son los ciudadanos conscientes de que "no vamos por el camino adecuado", con la constante búsqueda de mayores ingresos. El progreso económico es importante y puede mejorar la calidad de vida, pero sólo si es un objetivo que se persigue junto con otros.
Como relata Sachs, hace ya 40 años que el reino de Bután, en el Himalaya, lidera el camino en la búsqueda de la felicidad. Su cuarto rey propuso que el país trabajase para mejorar la "Felicidad nacional bruta" (FNB), en vez del tan deseado "producto interior bruto" (PIB). Desde entonces Bután ha seguido una estrategia diferente para su desarrollo, que hace hincapié no sólo en el crecimiento económico, sino también en la cultura, la salud mental, la compasión y la comunidad.
Hace unas semanas, se reunieron Jeffrey D. Sachs junto con el primer ministro de Bután y decenas de expertos en la materia, instados por la Asamblea General de Naciones Unidas, con el fin de examinar de qué manera las políticas nacionales pueden promover la felicidad en sus sociedades.
El punto de partida de la reunión fue la opinión unánime sobre la importancia de buscar la felicidad en lugar de la riqueza. La cuestión fue: ¿de qué manera puede cambiar nuestra vida económica para volver a crear una sensación de comunidad, confianza y sostenibilidad ambiental?
Las principales conclusiones que se obtuvieron tras la reunión, fueron:
  1. El progreso económico es fundamental para la felicidad: para poder ser feliz hay que tener cubiertas las necesidades básicas como la comida, agua potable, atención médica, educación…

  2. La simple búsqueda del PIB, sin tener en cuenta otros objetivos, no conduce a la felicidad, sino que lleva a grandes desigualdades en riqueza y poder.

  3. La felicidad se logra a través de una estrategia equilibrada frente a la vida. Como individuos, una vez cubiertas nuestras necesidades elementales, sólo seremos felices si la búsqueda de mayores ingresos no reemplaza nuestra dedicación a la familia, los amigos, la comunidad, la compasión y el equilibrio interno. Como sociedad, una cosa es organizar las políticas económicas para que los niveles de vida aumenten y otra es olvidar los valores de la sociedad (justicia, confianza, salud física y mental, sostenibilidad ambiental...) para conseguir mayores ganancias.

  4. Debido a que el capitalismo global plantea amenazas directas a la felicidad, proponen algunas actitudes que se deberían modificar para fomentar la felicidad: la destrucción del medio ambiente natural; la debilitación de la confianza social y la estabilidad mental; el uso, por parte de la industria de comida rápida, de ingredientes adictivos para crear una dependencia poco saludable de alimentos que contribuyen a la obesidad; o la publicidad que contribuye a muchas otras adicciones de consumo que implican grandes costes para la salud pública (tiempo excesivo frente al televisor, apuestas, consumo de drogas, tabaquismo y alcoholismo).

  5. Para promover la felicidad, debemos identificar los muchos factores más allá del PIB que pueden aumentar o reducir el bienestar de la sociedad. La mayoría de los países invierten para medir el PIB, pero gastan muy poco para identificar las causas de la mala salud.
Para consultar el artículo completo, puedes consultar este link:

Islandia: Si se puede poner en el banco a los bancos!

http://viva.org.co/cajavirtual/svc0285/articulo15.html
Este pequeño país del periférico ártico rechazó rescatar a los bancos. Los dejó caer y aplicó la justicia sobre quienes habían provocado ciertos descalabros y desmanes financieros. Los matices de la historia islandesa de los últimos años son múltiples. A pesar de trascender parte de los resultados que todo el movimiento social ha conseguido, poco se ha hablado del esfuerzo que este pueblo ha realizado.

Frei Betto sobre Espiritualidad y Religión

(Tomado del blog de Silvio Rodriguez el trovador cubano)

(...) Espiritualidad y religión se complementan pero no se confunden. La espiritualidad existe desde que el ser humano irrumpió en la naturaleza, hace más de 200 mil años. Las religiones en cambio son recientes, no traspasan los 8 mil años de existencia.

La religión es la institucionalización de la espiritualidad, así como la familia lo es del amor. Hay relaciones amorosas sin constituir familia; del mismo modo, hay quien cultiva su espiritualidad sin identificarse con ninguna religión. Hay incluso espiritualidad institucionalizada sin ser religión, como el caso del budismo, que es una filosofía de la vida.

Las religiones, en principio, debieran ser fuentes y expresiones de espiritualidades. Pero no siempre sucede así. En general, la religión se presenta como un catálogo de reglas, creencias y prohibiciones, en tanto que la espiritualidad es libre y creativa. En la religión predomina la voz exterior, la de la autoridad religiosa; en la espiritualidad predomina la voz interior, el ‘toque’ divino
(...)

A proposito del tema, les invito a escuchar el siguiente documento filmico:
Silo, Punta de Vacas, mayo 4 de 2004 (tambien se encuentra el texto RTF de dicha arenga)


21 oct. 2011

Tu doble recorre el futuro mientras tu duermes


Entrevista a Jean. Pierre Garner Malet
Padre de la Teoría del Desdoblamiento del Tiempo“Nosotros, como el tiempo, también nos desdoblamos”... Así comenzó su entrevista Jean-Pierre Garnier Malet. Tengo 70 años. Vivo en París. Casado, 2 hijos y 3 nietos. Soy doctor en Física, mi especialidad es la mecánica de los fluidos. La política debe sustentarse en la tolerancia. Tengo la certeza de que hay que pensar en los demás como nos gustaría que los demás pensaran en nosotros.

20 oct. 2011

Las 25 noticias mas censuradas 2010-2011

clic para ir a Caja de Herramientas

Naomi Klein en Ocupad Wall Street


...
Hablo de cambiar los valores subyacentes que gobiernan nuestra sociedad. Es difícil de ajustar a una sola demanda fácil para los medios, y también cuesta imaginar cómo hacerlo. Pero no es menos urgente por que sea difícil.
Es lo que veo que sucede en esta plaza. En la forma en que os alimentáis, en cómo os animáis unos a otros compartiendo libremente la información y suministrando atención sanitaria, clases de meditación y capacitación en empoderamiento. Mi letrero favorito de este lugar dice “Eres importante”. En una cultura que entrena a la gente para que evite la mirada del otro, para decir “que se mueran”, es una declaración profundamente radical.
Unos pocos pensamientos para terminar. En esta gran lucha, hay algunas cosas que no importan:
  • Lo que llevamos puesto.
  • Si alzamos nuestros puños o hacemos señales por la paz.
  • Si podemos ajustar nuestros sueños de un mundo mejor a una señal de audio.
Y hay algunas cosas que importan:
  • Nuestra valentía.
  • Nuestra actitud moral.
  • Cómo nos tratamos unos a otros
leer articulo completo

19 oct. 2011

epoca de cambios...O cambio de época?


Es acertada la frase del presidente ecuatoriano Rafael Correa "Estamos viviendo no en una época de cambios sino en un Cambio de Época". Ciertamente, hay un declive mundial de los imperialismos y cambios históricos en la correlación de fuerzas sociales, de clase y de naciones. Han surgido nuevos movimientos populares liderados por “las y los de abajo”, que hoy incluyen los desempleados, el llamado “precariado” (o el proletariado del trabajo “flexible” e inestable), la mayoría de las clases intermedias educadas que tienen poco futuro económico bajo el capitalismo y, los Pueblos Originarios.
El neoliberalismo capitalista se está sumiendo vertiginosamente en una crisis económica mundial y un abismo de sufrimiento humano que él mismo ha ayudado a generar. Mientras la crisis climática, los terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas, y desastres nucleares amenazan a todos, los grandes capitalistas y banqueros siguen engordándose de las riquezas producidas por otra gente. Se sirven de los “rescates estatales.”
Es más. Según Antonio María Costa, Jefe de la Oficina de Drogas y Crimen de la ONU, miles de millones de dólares del narcotráfico limpiados por las mayores instituciones financieras las salvaron durante la cúspide de la crisis económica global y siguen salvándolas. Aún así, en muchos países del norte (Grecia, Portugal, Irlanda, etc.) hay “crisis de la deuda” más fuerte que las mismas crisis anteriores en el Sur. Por tanto, de la misma manera que los movimientos sociales forzaron en Ecuador, Argentina, Bolivia y otros países a rechazar el pago de tales deudas ilegítimas, corruptas e ilegales, debemos insistir en el Norte: Nosotros, los pueblos, no pagaremos ni un centavo por los fracasos de las instituciones especulativas e irresponsables.

17 oct. 2011

DOCUMENTO DEL PHI FRENTE A LA SITUACION MUNDIAL

Clic para ir al documento

Cuando los humanistas observamos y participamos de los procesos sociales, políticos y económicos en todo el mundo, no podemos más que reflexionar sobre la vigencia que tiene en este momento histórico, el Documento del Movimiento Humanista escrito por Silo en 1991.

De su lectura puede comprenderse hasta qué punto el rumbo de la historia ha ido confirmando las tendencias allí explicadas, y hasta qué punto hoy -más que nunca- se hace necesaria la unión de todos los humanistas del mundo, para que las más profundas aspiraciones humanas puedan convertirse en una realidad.
Como partido político inspirado en esta corriente del Humanismo Universalista,vemos necesario en este momento histórico, analizar la situación actual, para así arribar a propuestas de acción en el presente contexto mundial.

EL ANALISIS
La irrupción de las nuevas generaciones
En el último tiempo en todo el mundo han irrumpido distintos movimientos sociales que han sorprendido a los analistas y formadores de opinión que planteaban el fin de la historia.
Las expresiones sociales en países tan diversos como Túnez, Egipto, Islandia, India, España, Chile, y USA, diversas en sus causas y reivindicaciones, tienen en común que sus protagonistas han sido las nuevas generaciones. Miles de jóvenes han comenzado a tomarse las calles mostrando su indignación por el injusto mundo que han heredado, asumiendo el desafío de protagonizar el cambio social y adoptando la No Violencia Activa como metodología de acción.
La expresión de estos jóvenes, sumado a lo mejor de las generaciones pasadas,
comienzan a germinar el nacimiento de una nueva sensibilidad planetaria.
Es una nueva sensibilidad que les hace el vacío a aquellos líderes acostumbrados a
manipularlo todo; que no sólo habla de horizontalidad sino que la ejerce cotidianamente en sus distintas formas de organización autogestiva. Una nueva sensibilidad que no sólo tolera la diversidad sino que la acepta y la impulsa, pues sabe que tal diversidad es necesaria si se desean producir verdaderos cambios; que reconoce a la banca y el capital especulativo como los reales adversarios que han secuestrado a la democracia representativa haciendo evidente la necesidad de avanzar hacia una Democracia Directa.
Una nueva sensibilidad que ya no le entrega su subjetividad a los medios de
comunicación oficiales manejados por el Capital Financiero sino que utiliza y se apropia de las nuevas tecnologías y de la redes sociales para comunicarse, informar, denunciar organizar y tomarse la calle.
Y, quizás lo más importante, es que esta nueva sensibilidad intuye que a la base de la injusticia social se encuentra la violencia física, económica, racial y religiosa. Y por tanto su respuesta a la represión y la difamación, es el vacío, la no confrontación y la desobediencia civil, en suma la No Violencia Activa.
Esta nueva sensibilidad es sólo un signo del nuevo mundo que está naciendo, en medio de un viejo mundo que -con gran violencia y represión- intenta permanecer

1 El “Documento Humanista” forma parte de la “Sexta Carta a mis amigos”, escrita por Silo el 05/04/1993, incluida en sus Obras Completas, Volumen I, Pág. 579- Editorial Plaza y Valdés., y su texto completo se acompaña como anexo a este trabajo.
2 Hacia la Nación Humana Universal En los últimos 20 años se ha ido acelerando la comunicación y la interconexión mundial, y ciertos aspectos de tal fenómeno se han definido como “globalización”. Pero los humanistas, que somos internacionalistas y aspiramos a un mundo múltiple y diverso, vemos en tal “globalización” los signos del antihumanismo. Porque ocurre que el poder económico mundial ha pretendido manejar dicho proceso de acuerdo a sus intereses, creando un Paraestado tanto en
los niveles nacionales como a nivel mundial. Ese Paraestado opera dentro de los límites de los países comprando o chantajeando a los gobiernos, y manipulando la opinión pública mediante el control de los medios de comunicación masiva. Y también opera internacionalmente, teniendo a su servicio a organismos económicos como el FMI, el Banco Mundial y la OMC; creando tribunales internacionales a su medida como es el caso del CIADI; utilizando como gendarmes del mundo a los ejércitos de USA y la OTAN; y cubriendo todas sus fechorías bajo un manto de legalidad al tener el control de las decisiones de las Naciones Unidas. También se manipula la opinión pública a través de la prensa internacional.
Entonces ocurre que las poblaciones del mundo, ya no solamente deben enfrentarse a los problemas que tienen fronteras adentro, sino que además sienten que muchos de sus problemas son generados globalmente, y no tienen como actuar para resolverlos. Y los humanistas decimos que, así como fronteras adentro los pueblos deben tomar el poder a través de una Democracia Real, para tener gobernantes que los representen genuinamente; así también a nivel mundial hay que trabajar para desarticular ese Paraestado que se disfraza de institucionalidad mediante organismos que son meros testaferros del poder económico global.
Por eso, la imagen de avanzar hacia una Nación Humana Universal, no solamente debiera ser la luminosa utopía que oriente las luchas de los pueblos, sino también una concepción estratégica a partir de la cual surjan las acciones tácticas tendientes a desmontar el poder de ese Paraestado Global, mientras se van construyendo simultáneamente los pilares de una verdadera Nación Humana Universal. Porque esa Nación Humana Universal, que para las viejas generaciones puede aparecer como una mera expresión de deseos, para las nuevas generaciones ya aparece como un horizonte visible desde una nueva sensibilidad. Desde ya que entre la situación actual y el horizonte visualizado, habrá que recorrer un camino de acciones, y algunas de esas acciones son las que propondremos en este documento.

El cambio de paradigmas económicos
En un mundo en el que el dinero se ha convertido en el valor central de la existencia, no debieran sorprendernos las consecuencias de semejante negación del sentido de la vida humana.
No puede sorprendernos la creciente inequidad en la distribución de la riqueza, ya que se trata de una competencia individualista en la que necesariamente debe haber ganadores y perdedores. No pueden sorprendernos las sucesivas crisis financieras y su correlato de recesión, en un sistema que solo puede sostenerse mediante el endeudamiento creciente. No pueden sorprendernos las guerras por los recursos naturales escasos, en un mundo depredado por el consumismo de los más beneficiados. No puede sorprendernos la violencia social, cuando cada vez más gente se siente marginada y fracasada, al contrastarse con ese mundo paradisíaco ofrecido por la publicidad consumista. Y no puede sorprendernos el nihilismo, la locura y el suicidio, cuando se ha perdido el sentido de la existencia, al pretender cambiarlo por el exitismo materialista.
Desde luego que existen procedimientos para transformar a este sistema económico
inhumano, mejorando la distribución del ingreso, disciplinando al sistema financiero, avanzando hacia un desarrollo sustentable que permita una vida digna a cada ser humano, sin devastar el planeta. Pero sería ingenuo pretender una espontánea aplicación de tales procedimientos, sin antes impulsar un genuino cambio de paradigmas en la concepción de la economía, y que se fundamentan en un profundo cambio de valores culturales.
Hay quienes creen que, por el solo hecho de que las crisis económicas afectan a mucha
gente, habrá entonces mayorías convencidas de cambiar al sistema económico. Y eso no es así, porque el individualismo ha calado hondo, y el hecho de que ante una crisis generalizada muchas individualidades converjan en una protesta, no significa que se haya trascendido el individualismo, y por eso no es tan sencillo pasar a otras instancias organizativas que realmente puedan reemplazar al sistema.
De modo que la propuesta de una transformación en el sistema económico, no puede
plantearse solamente en términos de factibilidad técnica, ni en términos de conveniencias mayoritarias. Debe ser planteada desde una mística social que tenga como bandera la ética de la coherencia, que en lo económico significa anteponer la resolución de las necesidades básicas de todos los habitantes del mundo, antes de cualquier otro interés sectorial o individual.
Sabemos que hoy se está en condiciones de resolver las necesidades básicas de todo el mundo. Sobran los ejemplos de lo que se podría hacer con los recursos que hoy se destinan al armamentismo, a la especulación financiera, a la producción de bienes suntuarios, o al consumismo irracional. Bastaría cambiar la dirección de las mismas fuerzas que ya existen en la economía, para en un plazo no muy largo reconvertir y multiplicar el aparato productivo, con menos armas y más alimentos, menos recursos a la especulación y más a la producción. Pero la dirección de las fuerzas de la economía no cambiará porque le pidamos que desmonten la pirámide a quienes ocupan su cúspide; cambiará cuando buena parte de quienes aún actuamos como ladrillos de esa pirámide, empecemos a quitarle sustento, y eso se logrará cuando dejemos de creer en la pirámide. Y eso significa nuevos valores, nuevos paradigmas, y una mística social que los arraigue en el corazón de los seres humanos.
Efectivamente el grado de perversión creciente de la relación entre capital y trabajo es posible gracias a que el individualismo reinante en la población impide las respuestas conjuntas y deja a la gran mayoría inerme frente a la minoría económicamente poderosa. Pero el absurdo es tan grande que está empujando a la toma de conciencia de capas cada vez más grandes de la población. El Partido Humanista en todo el mundo deberá trabajar organizando y dando elementos de análisis a la mayor cantidad de gente posible. Nuestra respuesta, la no-violencia activa, nos indica un primer paso de denuncia al que deberá seguir la no-colaboración con los violentos. Al igual que en su momento deberemos impulsar la no-colaboración con los Estados violentos, también deberemos propugnar la no-colaboración con un capital que maltrata a las poblaciones. En algún momento los trabajadores (y consumidores) deberán asumir proyectos de desarrollo social construidos sin intervención de socios capitalistas (o con aquellos que admitan una relación justa y recíproca). En algún momento la población dejará de reclamar al capital por sus necesidades y decidirá resolverlas como conjunto. “No queremos vuestros créditos, ni vuestros puestos de trabajo, ni vuestros productos, ni vuestros servicios.” Esto solo será posible cuando la reciprocidad vaya ocupando el lugar del individualismo.

Hacia una Democracia Real
Los humanistas rechazamos los totalitarismos y las dictaduras de todo signo, porque
pensamos que la libertad del ser humano a decidir su destino, sin amos, tutores ni jefes, es un derecho inalienable en toda circunstancia.
Pero también denunciamos la hipocresía de las democracias formales, en las que los
poderosos de la corporación económico-política-mediática, utilizan su capacidad de
manipulación para dejar a las poblaciones ante falsas opciones electorales, teniendo que elegir entre el “menos malo” de sus verdugos, o el supuesto caos de la inestabilidad institucional.
Es claro que hoy en el mundo no todos los gobiernos elegidos libremente son iguales; los hay más progresistas, los hay más conservadores. Pero ya sea por complicidad, ya sea por incapacidad, o por limitaciones impuestas desde el poder económico, no han querido o no ha podido revertir la dirección del proceso. Porque una cosa es tener la buena intención de “compensar” a los más desfavorecidos por este sistema (pese a lo cual la marginación igual aumenta), y otra cosa es transformar la estructura misma del sistema para que no sea una maquinaria de marginar personas. Y desde el fracaso del socialismo real, no ha habido nuevas
alternativas al sistema actual.
En cualquier caso, la posibilidad de las poblaciones de intervenir en las políticas públicas apenas se limita a elegir a sus supuestos representantes en los períodos electorales. De modo que si pretendemos que haya transformaciones sustanciales en el mundo, debemos lograr que los ciudadanos tengan mayor participación en las decisiones públicas que más los afectan, y no estar a merced de los arbitrios de los intereses de los mercados o de los funcionarios.
Todo esto significa concretamente, entre otras cosas, consultas populares vinculantes para decisiones de cierta relevancia, significa presupuestos participativos, significa elección directa de todos los funcionarios, y posibilidad de revocarlos en sus cargos en cualquier momento.
Pero es evidente que, así como no podemos pretender que quienes están en la cúspide de la pirámide económica, cambien las reglas del juego por sí mismos, tampoco podemos esperar que quienes se enquistaron en el poder político gracias a la democracia formal, legislen para darle mayor participación real a la gente en decisiones centrales. De modo que será necesario promover la práctica de la Democracia Real ya desde el seno de la sociedad, apoyando con el voto solamente a quienes se hayan comprometido con implementar las transformaciones democráticas necesarias. Y si no hay candidatos que se comprometan, o los que lo hacen no nos
merecen confianza, pues entonces habrá que penetrar en el sistema político con candidatos propios de la gente, al tiempo que organizamos la no-colaboración y la desobediencia civil cuando suficiente número de personas organizadas tomen conciencia de que este sistema no tiene arreglo. Pero no hay otra salida para esta trampa de la democracia formal, al menos en el camino que los humanistas proponemos, que es el de la lucha no-violenta.

LAS PROPUESTAS
Estas propuestas, además de ser necesariamente perfectibles en su amplitud y
profundidad, y además de representar sólo algunos pocos ejemplos de lo que podría hacerse, pueden también ser recibidas de diverso modo por quienes coincidan con ellas, según sea su posibilidad de actuar. Para algunos podrán significar ideales a alcanzar, y tenerlos como guía a la hora de elegir a sus gobernantes. Para otros podrán significar imágenes movilizadoras, a partir de las cuales organizarse para exigir a los gobiernos que se ocupen de plasmarlas. Otros verán mejor la opción de participar políticamente y tener tales propuestas en su plataforma electoral. Y
aquellos que hoy tengan algún espacio de poder, político o económico, y g
genuinamente aspiren a un mundo mejor, tal vez puedan intentar ya aplicar alguna de ellas.

Propuestas para los gobiernos, avanzando hacia una confederación de estados nacionales con quienes se vayan comprometiendo con las mismas.
1. Establecer con rango constitucional la obligación del Estado de garantizar de forma concreta la cobertura de las necesidades básicas de la población, con políticas tributarias acordes a tal prioridad. Estableciendo, a partir de la cobertura de tales necesidades, un porcentaje del presupuesto para destinarlo a la ayuda de naciones más desfavorecidas.
2. Desmantelamiento total de arsenales nucleares. Reducción progresiva del armamento
convencional de los estados. Renuncia a la guerra como metodología para resolver
conflictos.
3. Control estatal del sistema financiero. Creación de bancas nacionales y regionales sin interés, con administración mixta y participación de usuarios y trabajadores. Regulaciones que castiguen las prácticas especulativas y usureras. Acuerdos internacionales para asegurar la reinversión productiva de las ganancias de las empresas, el desmantelamiento de los paraísos fiscales y de toda maniobra evasiva o especulativa por parte del capital privado.
4. Libertad de circulación e igualdad de derechos en cada país, para todos los habitantes del planeta. Libertad e igualdad de derechos para todas las culturas y religiones, garantizando el respeto a la diversidad.
5. Implementación de mecanismos de Democracia Real: consultas vinculantes, elección
directa en los tres poderes del estado, descentralización, representación de minorías, revocación de mandatos, responsabilidad política y presupuestos participativos, en todos los niveles del Estado. Utilización de los medios masivos de comunicación para la capacitación y el debate sobre los temas a decidir, garantizando la pluralidad de opiniones en igualdad de condiciones. Consultas internacionales a todos los habitantes involucrados en políticas regionales o mundiales.
Propuestas para la movilización social, para presionar a los gobiernos y construir alternativas al poder constituido.
1. Ante cada decisión relevante que deban tomar los gobernantes, en lo económico, lo
político, o lo social, exigir la implementación de una consulta al pueblo, denunciando a las medidas no consultadas como antidemocráticas.
2. Promover el intercambio, el debate, la capacitación y la circulación de la información, para que el conjunto de la sociedad pueda formar su opinión sobre todos los temas que debieran ser objeto de consultas populares. Utilizar para ello los foros presenciales y las redes; exigiendo a los medios de comunicación que cedan espacio a tales fines, y denunciando a quienes no lo hagan como cómplices de la democracia formal.
3. Elaborar anteproyectos de ley para exigir su tratamiento, e impulsarlos desde la
construcción social-política alternativa. Ley de Democracia Real (con la incorporación de todos sus mecanismos). Reforma tributaria que garantice la redistribución de la riqueza y la reinversión productiva de las ganancias. Ley de Propiedad Participativa de los
Trabajadores en las empresas. Control estatal del sistema financiero y creación de la Banca sin Interés.
4. Movilizarse permanentemente por dos derechos fundamentales, como lo son el de la
Educación y la Salud, públicas, gratuitas, universales y de alta calidad; exigiendo no solamente su existencia sino también las partidas presupuestarias acordes a su
importancia.
5. Impulsar y difundir por todas las vías posibles, los paradigmas de una nueva cultura para la Nación Humana Universal: la no-violencia, la no-discriminación, la reciprocidad, la libertad, la justicia social, y el sentido de la vida. A la vez denunciar como retrógrados los valores del individualismo, el consumismo, la violencia, la xenofobia y la guerra.

EL ROL DEL PARTIDO HUMANISTA INTERNACIONAL

Los miembros del PHI venimos trabajando desde hace años, en todos los países en los
que estamos, por muchos de los temas a los que nos hemos referido. Pero en este momento histórico, advertimos –como nunca antes- una creciente predisposición de las poblaciones, y en particular en las nuevas generaciones, por movilizarse en el mismo sentido. También advertimos una creciente afinidad por algunos de estos temas en unos pocos gobiernos progresistas, con los que hemos tenido algún nivel de acercamiento.
Sin embargo, la mera coincidencia actual con algunas de nuestras históricas propuestas, no debieran confundirnos en la definición de nuestro rol presente y futuro. Seguramente que no podemos pretender ubicarnos como “vanguardia esclarecida” de los procesos sociales, no solamente por razones de escala, sino sobre todo porque tal ubicación respondería a esquemas obsoletos y verticales. Seguramente que nuestro rol debiéramos ejercerlo emplazándonos en un
nivel de paridad, estableciendo relaciones de reciprocidad con quienes coincidimos. Pero este emplazamiento horizontal, exento de intenciones manipuladoras, no debiera ser incompatible con la voluntad de asumir desde esa ubicación, el desafío de dar claras referencias sobre el mundo al que aspiramos y los pasos a seguir para lograrlo. Tales referencias de ningún modo podrían ser impuestas desde un poder vertical, pero tampoco pueden palidecer, ni relativizarse, ni resignarse, por temor a ser confundidos con los manipuladores, o por creer que en nuestra escala no tenemos derecho a hablar con firmeza, o porque pensemos que por devenir natural madurará un proceso revolucionario en el mundo.
Son momentos de dar una señal muy clara y un perfil muy definido del Partido
Humanista. Las nuevas generaciones están irrumpiendo, buscan las herramientas y las ideas que necesitan para consolidarse. Si, por una aparente ventaja coyuntural, diluimos nuestro mensaje con el de otros grupos parecidos pero diferentes, podremos estar debilitando la comprensión de nuestra propuesta y la inspiración necesaria para llevar adelante una revolución política, económica, social, cultural, ética, sicológica y espiritual.
No está garantizado que el masivo descontento con las consecuencias del sistema
económico, por sí solo, obligue a los gobiernos a realizar cambios estructurales.
No está garantizado que el descontento con las democracias formales, lleve a los
gobernantes a realizar transformaciones que vayan más allá de los cambios cosméticos.
No está garantizado que los gobiernos progresistas logren pasar de las medidas
bienintencionadas, a un cambio real de las bases mismas del sistema.
No está garantizado que todos los que dicen trabajar por un mundo mejor, busquen
genuinamente una revolución, no sólo en los aspectos materiales, sino por sobre todo en los fundamentos existenciales.
Lo que sí podemos garantizar es que, mientras el mundo no sea aún una Gran Nación
Humana Universal, habrá cada vez más humanistas trabajando genuinamente por esa aspiración, por la que millones de seres claman, a veces en silencio.

6 oct. 2011

Gracias Steve. Ahora si que vas a divertirte creando!!

De Steve Jobs:


Sobre la vida:

“Quiero dejar un campanazo en el universo” –Cita no referenciada pero siempre atribuida a Steve Jobs.
“Su tiempo es limitado así que no lo desperdicien viviendo la vida de alguien más. No se dejen atrapar por dogmas, que es vivir con los resultados del raciocinio de otras personas. No dejen que el ruido de las opiniones de los demás ahogue su voz interior. Y lo más importante, tengan el coraje de seguir su corazón y su intuición. De alguna manera ellos ya saben lo que uno de verdad quiere ser. Todo lo demás es secundario”. –Discurso de graduación de la Universidad de Santford, junio de 2005.

Sobre la muerte:

“Recordar que pronto estaré muerto es la herramienta más importante que he encontrado para ayudarme a tomar las grandes decisiones de la vida.  Porque casi todo –todas las expectativas externas, todo el orgullo, todo el miedo a la humillación o al fracaso– se cae ante la muerte, dejando solo aquello que de verdad importa. Recordar que uno va a morir es la mejor forma que conozco para evitar la trama de pensar que uno tiene algo para perder. Ya están desnudos. No hay razones para no seguir su corazón”. –Discurso de graduación de la Universidad de Santford, junio de 2005.

21 sept. 2011

Como cocinar una revolución no-violenta

El 15 de mayo de 2011 un grupo de ciudadanos de distintas ideologías comenzamos un movimiento apartidista conocido como 15M. Ese día, después de una manifestación, y de forma espontánea, decidimos acampar en las calles y plazas de nuestra ciudad, como rechazo a la situación política y económica que sufrimos a diario, y como forma de organizarnos para buscar entre todos un modo de crear un mundo mejor.
Más de 50 ciudades españolas se unieron rápidamente al movimiento creando acampadas en todo el país, y surgieron grupos de apoyo en muchos otros países. Actualmente en algunas ciudades ya no acampamos en las plazas principales, pero organizamos cientos de asambleas por todos los barrios de la ciudad.
No nos representan partidos, asociaciones ni sindicatos. Tampoco queremos que así sea, porque creemos que las personas podemos decidir por nosotras mismas. Queremos pensar entre todos cómo crear un mundo donde las personas y la naturaleza estén por encima de intereses económicos. Queremos idear y construir el mejor de los mundos posibles. Juntos podemos y lo haremos. Sin miedo.

15 sept. 2011

Soberanía cultural: Lo que nos filtran en la TV

"Las culturas y los pueblos dan su singular respuesta 
al paisaje externo siempre teñida por 
modelos internos que el propio cuerpo 
y la historia han ido definiendo.
Es sabio quien conoce sus modelos profundos 
y más sabio es aún quien puede ponerlos 
al servicio de las mejores causas"

Antes los hijos se parecian a sus padres (recordemos el refran de antaño: hijo de tigre sale pintado"). Ahora los hijos se parecen cada vez mas a la televisión que ven!.
Seguramente has visto como nuestros niños se fascinan con programas dramatizados recreativos en los cuales jovenes de otro pais hacen y deshacen en un amplio, confortable, y altamente tecnificado colegio, el cual dista mucho del colegio al que van nuestros niños! 
Así, cada dia, cada hora y cada minuto las nuevas generaciones estan siendo sometidas a un proceso de transculturización, en el cual observan e intentan "copiar" referentes culturales, comportamientos,  modos de relación o estilos de vida propios de otras culturas...En nuestro caso, propios de UNA cultura: la USAcultura!
Para las agencias estatales y privadas que deciden los contenidos, pareciera que lo estadounidense es lo mejor, es lo único, o es lo adecuado!. Y en muy pocos casos se dignan mirar y aprobar las producciones de otros paises. Es que para ellos lo USAmericano es "el mundo de lo establecido" y acriticamente imponen a la población tales referentes.

"Las antenas de la televisión comunican con los centros de poder del mundo contemporáneo. La pantalla chica nos ofrece el afán de propiedad, el frenesí del consumo, la excitación de la compe- tencia y la ansiedad del éxito, como Colón ofrecía chucherías a los indios. La publicidad no nos cuenta, en cambio, que Estados Unidos consume actualmente, según la Organización Mundial de la Salud, casi la mitad del total de drogas tranquilizantes que se venden en el planeta. En los últimos veinte años, la jornada de trabajo aumentó en Estados Unidos. En ese período se duplicó la cantidad de enfermos de estrés."

Mientras tanto, los talentos y producciones nacionales han de resistir en el anonimato hasta que, quizas puedan salir al aire a eso de la una o dos de la mañana!
Cabría denunciar a quienes deciden los contenidos que trasmite la TV en nuestrso país por "traicion a la cultura patria"?!
"Casa pueblo tiene el sistema educativo que tiende a perpetuarlo" dijo Fidel. Conscientes de ese mismo argumento, y de su complot adoctrinante, en alguna oficina extranjera ingenieros sociales versados en sutiles tecnicas de manipulación de masas, deciden el 95% de las imagenes y contenidos con los que nuestros chicos estan aprendiendo a ver e interpretar el mundo.Y cuando algun academico crítico les increpa por el simplismo y la sobredosis de violencia que destilan sus programas, ellos, los USAtecnicos y la elite criolla endoctrinada, se excusan en la manida frase: "nosotros les damos lo que ellos quieren ver"

Colofón: El cine europeo es al cine usamericano como el jugo de naranja es a las bebidas con sabor a naranja.

12 sept. 2011

"El pais de los ratones" subtítulos en español

Fábula política difundida por Tommy Douglas, prominente activista y político, elegido en 2004 como "El canadiense más grande de todos los tiempos". Reconocido como padre del paso del sistema de salud canadiense al modelo de Asistencia sanitaria universal.

Quererse libre

"Quererse libre es quererse en un mundo en el que el valor humano de uno y de los demás, cobre categoría de tal en reemplazo del hornbre-mercancía, del hombre-productor o consurnidor.

Quererse libre es no desear un mundo de trabajo imbecilizante sino hurnanizante, en donde la producción sea el correlato material de la solidaridad y donde cada cual produzca según su posibilidad, recibiendo según su necesidad. No según la necesidad que el Estado quiera fijar. Es querer un mundo socialista sin Estado.

Quererse libre no es quererse simplemente en un mundo socialista en el que el autoritarismo de unos reemplace al de la etapa anterior.

Quererse libre es quererse con intimidad y ser para otros garantía de intimidad. Es quererse individuo pleno y sentir el para-sí y el para-otro con la misma fuerza solidaria.

No es quererse libre: explotar y ser explotado, controlar y ser controlado, espiar y ser espiado.

Quererse libre es por consiguiente: quererse en un mundo socialista, no autoritario, no burocrático, no partidario, sino paradisíaco, en un mundo que siempre estuvo en el corazón de los hombres buenos y acicateó su irnaginación y sus obras fuera de la época, fuera de la prehistoria en que vivieron.

Quererse libre es querer salir de la prehistoria produciendo una ruptura temporal y entrar en la historia verdadera y cálidamente humana.

Quererse libre es querer una nueva sociedad en la que no se sienta el freno o el control, sino la total incapacidad de ejercer cualquier violencia propia de la prehistoria humana.

Quererse libre es querer un mundo en el que no sea necesario utilizar la palabra "amor" por pudor y por sobreentendida.

Quererse libre es querer una sociedad en donde el ateísmo no esté reprirnido y en donde la religión interior y personal no sea una fuga de la realidad.

Quererse libre es querer un mundo en el que la razón y el saber no tengan ya inquisiciones y en el que incluso la poesía pueda oponerse a la razón, sin división interna del poeta".     

de: H. Van Doren (seudonimo de Mario Rodriguez, mas conocido como Silo)


11 sept. 2011

Estamos Invocando incocientemente a los dioses?

Carl Gustav Jung comentaba que los platillos voladores pueden ser producidos por el inconsciente colectivo de los grupos humanos. Cuando una gran masa de seres humanos sufre y en el silencio de su intimidad anhela algo diferente, algo que a veces no sabe que es, pero anhela un cambio, un mensaje parte del ser humano hacia los espacios profundos...Y los dioses pueden llegar a escuchar...________________________________________________________ "Los dioses huyen de la oscuridad. Este punto es importante porque la diferencia entre el infierno y otros planos esta dada por la esperanza. En el infierno, como dijo Dante, se pierde toda esperanza, ( recordar la puerta del infierno en que se aclara, por aquí se va al eterno... deja toda esperanza) . Dicho de otra forma, la desesperación es el infierno. En cambio, el ascenso significa la esperanza. El dios del tiempo tiene dos caras, mostrando en una el tiempo humano, espacia, y en la otra el tiempo en si de los dioses. Existen oportunidades en que es posible conectar con los dioses ( con el tiempo en si). Existen momentos en que un ser humano puede producir un gran silencio interno. Este silencio interno es tenso, es una espera escuchando y esperando la respuesta que puede llegar. A veces cuando este silencio es profundo, se produce la respuesta y es posible conectar con otro plano. Podría suceder que mucha gente o inclusive que todos los humanos estuviesen produciendo ese silencio interno, esa espera, esa llamada sin darse cuenta que lo están haciendo. Podría suceder que se estuviese a la espera de algo no especifico, produciendo una espera sin objeto. El planeta entero podría estar lanzado a esa espera sin saber que se está llamando “por eso a veces decimos que los dioses se están acercando”. Tomado de : Charla de Salvatore con Silo (Fragmento) (facebook de Manuel Hidalgo, el jueves, 24 de marzo de 2011, 20:10)____________________________________________________ ...Entonces cobra sentido el hecho de que, desde diversas creencias, en diversos espacios, los gruopos humanos se reunan a pedir por ellos y por la humanidad!, cobrra sentido que en la intimidad del cuarto, cada uno de nosotros clame a lo desconocido por ver la luz y por que llegue el fin del marasmo que hoy en dia gobierna el mundo (cual hombres grises de la obra de Michael Ende Momo). "Ahi donde mas de dos de ustedes se reunan en mi nombre, ahi estaré" Jesus de Nazareth ...Los dioses se acercan. Intensifiquemos el llamado y alumbremos la morada !

5 sept. 2011

Silvio Rodriguez: al hacernos mejores podemos mejorar el mundo

“La poesía es belleza, es una manera de comunicarnos, necesaria para hacernos mejores y, como somos las personas las que transformamos el mundo, al hacernos mejores podemos mejorar el mundo.”
Ver lista de videos en YT

21 ago. 2011

EL MITO DEL TECNOLOGISMO

“Consiste en afirmar que el desarrollo humano y el progreso sólo puede potenciarse con el avance de la ciencia y de la técnica.”

Dicho mito va acompañado de componentes cognitivos, emotivos, actitudinales y culturales
Se piensa que con excelentes aparatos se resuelve el problema…Pero si el agente humano no tiene el conocimiento, la experiencia y la motivación adecuadas, el aparato por costoso que sea no resuelve o mejora la situación. Ejemplo: los tableros electrónicos no elevan la calidad de la enseñanza si los docentes no poseen el saber, la pedagogía y la motivación necesarias para generar en los estudiantes buenas condiciones de aprendizaje. Es frecuente que el costoso tablero sea usado para lo mismo que la pizarra de madera o cemento: para llenarlo de palabras con poca estructuración pedagógica! (cuando no es que termina en el desván del colegio porque no hay quien lo repara o el dinero para repararlo!)

A nivel emocional, el mito del tecnologismo se vive por gruesas capas de la población como el “culto a la tecnología”: afiches de aviones de guerra en las paredes de los cuartos de los muchachos (alguna vez el docente ha aprovechado esa situación para generar una conversa colectiva con sus estudiantes sobre cuantas escuelas vale dicho avión, cuánto cuesta su mantenimiento, y para qué se usan?)

Otro indicador es el amor “gasolinero”, es decir, el sexapeal que despierta en los jóvenes el ver a otro del sexo opuesto (o del mismo) “montado” en una moto de alto cilindraje, o en un vehículo bien “engallado”). Tener aparatos modernos da status!

A nivel comportamental, el mito del tecnologismo se expresa en conductas tales como:
-       el cambio anual o bimensual de carro (para estar a la moda y a tono con la publicidad)
-       la elección de carreras ligadas a tecnologías avanzadas (ahora la mecatronica está de moda);  
-       El comprar, dar en regalo, y acumular electrodomésticos y dispositivos eléctricos y electrónicos para la cocina o el hogar, aunque solo sea para llenar los anaqueles o mostrarle a las visitas.
-       Los niños y adolescentes que exigen a sus padres costosos jugueticos electrónicos. Algunos de ellos reducen al sujeto a siimple presionador de botones y observación pasiva del funcionamiento del aparato. El juguetico tecnológico por excelencia es hoy en día el celular, usado por muchos jóvenes para todo menos para hablar por teléfono en caso de necesidad.

A nivel cultural, el mito del tecnologismo se observa en la creciente cantidad de dibujos animados, programas y películas en las que los robots, frecuentemente de apariencia bizarra, antropomorfa y amenazante, actúan como humanos e incluso reemplazan a los humanos, lo esclavizan o los salvan.

(cuando fui a ver “Cars” con mi hijo, salí hastiado de tanta estridencia de motores: pareciera mas una película para exacerbar los sentidos que para relajarse y disfrutar)

20 ago. 2011

PARA UNA TEORIA SOBRE LA MOTIVACION DE LA ACTIVIDAD HUMANA



Hay quienes consideran erróneamente al registro de tensión como sentido de la vida; y a la distensión como sin-sentido. Hay quienes dicen cosas como estas, por ejemplo: si no hay algo que me de tensión, si no hay algo que haciéndolo me vaya a producir un resultado, si no hay algo de lo que no tenga este registro, nada entonces me moviliza porque nada tiene sentido. Y parece que el sentido, para esta especial configuración de conciencia, tuviera que ver con las tensiones.
Y es paradójico, porque al poco tiempo encontramos a ése de las tensiones, que busca sentido con un sin-sentido extraordinario, porque vive tenso y no puede soltar esa tensión; es sin duda una trampa de la mente. La tensión de la posesión, del resultado, como aparente movilizadora del registro de sentido es: ilusión.
Si examinamos de cerca esto que nos dicen de que, si no tengo tensión, si no espero algún resultado entonces nada tiene sentido; si examinamos más de cerca esto que se dice cuando se afirma: el sentido está puesto no en lo que se hace, sino en lo que se recibe por hacer; si examinamos de cerca esto, vamos a ver que tal sentido no tiene nada que ver con especulaciones metafísicas. El sentido, el llamado sentido o el llamado sin-sentido en las actividades humanas poco tiene que ver con las ideas. El llamado sentido y el llamado sin-sentido tienen que ver, sobre todo, con la inversión de energía y la relación de esa inversión de energía con lo que se obtiene de esa aplicación. Así que examinando esto de cerca y haciendo algunos experimentos, observamos lo siguiente: se le dice a una persona que está en un total sin-sentido, hágame usted el favor de abrir esa puerta, y esta persona, que está en total sin-sentido, abre la puerta. ¿Por qué no habría de abrirla?, total está en el sin-sentido, le da lo mismo abrir la puerta que no abrirla. Así como está en el sin-sentido y entonces nada la moviliza para abrir la puerta, tampoco nada la impide abrir la puerta; estamos pues, en las mismas.
Si hay sin-sentido, señal de que no hay problemas por moverse ni por no moverse. Veámoslo más de cerca. Ahora le pedimos a éste del sin-sentido, no que abra la puerta, sino que se dedique durante cinco años seguidos a una investigación muy costosa, muy trabajosa, ¿y qué nos va a decir?, que no, que como se va a dedicar cinco años a una investigación muy costosa y muy trabajosa si eso no tiene sentido para él. Y entonces, examinando las cosas más de cerca, vemos que esto del sentido o del sin-sentido poco tiene que ver con las ideas, sino más bien con la inversión de energía y la esperanza por los resultados. Porque claro, no hay ningún problema para abrir la puerta, porque no hay mucho esfuerzo. Pero en cambio, esto de mantener un esfuerzo repetidamente y a lo largo de años, y creer, pensar, suponer que no se va a obtener tal resultado, entonces claro, lógicamente no va a tener sentido moverse en esa dirección, por cuanto el resultado no está a la vista, por cuanto aquel resultado no va a satisfacer las expectativas puestas.
De tal manera que con la puerta, no hay problema de sentido, y si hay problema de sentido con la expectativa, con la recepción, con aquello que se espera del objeto.
Entonces esto del sentido y del sin-sentido puesto como categoría máxima de la movilización de las actividades humanas, esto es falso.
Y sucede que muchas personas ponen por encima de todas las actividades, por encima de todos los registros, esta especie de slogan, esta especie de cosa hueca que es el sentido y el sin-sentido. Y cuando uno examina esto de cerca ve que no existe tal sentido o tal sin-sentido, sino que existe una cosa muy diferente, que es el registro de las tensiones, la necesidad de tales tensiones para movilizar actividades; la distensión que provoca algo y el registro de la gratificación por esta distensión; la inversión de trabajo tenso para obtener un resultado, siendo que este resultado no se obtiene y hay una pérdida de energía; esto es lo que vemos. Pero no vemos esto del sentido o el sin-sentido; vemos un problema de energía, de trabajo, de obtención de respuestas frente al trabajo invertido; vemos un problema de registros, de tensiones, de distensiones placenteras, de imposibilidad en las tensiones, de imposibilidad en las descargas de las tensiones, y así siguiendo.
Pero esto del sentido y el sin-sentido poco tiene que ver con los registros, es una configuración superestructural como tantas otras. La necesidad es una fuente movilizadora de actividades humanas, y la necesidad no pregunta por el sentido. Por otra parte, la necesidad es incapaz de configurar sentido. Se tiene necesidad y se hace por necesidad. Pero tampoco la necesidad da sentido. El sentido nunca aparece realmente, siempre es un fantasma y una sombra; igual que el sin-sentido, que se desliza climáticamente, como todo fantasma. De manera que la necesidad es movilizadora de actividad, sin duda, y esto no se discute; pero no es dadora de sentido.
Viendo las cosas así, todo termina con la muerte y esto trae a una persona la sensación del sin-sentido, ¿cómo es posible que si todo termina con la muerte y todo trae la sensación de sin-sentido, cómo es posible sin embargo que se movilicen diversas actividades, siendo que esta muerte frustra todas estas actividades, siendo que todo lo que se hace no va a ser logrado, siendo que todo lo que se tiene va a perderse, siendo que muchas cosas que se aspiran no van a poder ser cumplidas, cómo es sin embargo posible que se movilicen las actividades humanas?. Las actividades humanas se movilizan por cosas diferentes al sentido. Y ni aún la muerte puede paralizar las actividades humanas que son el reflejo de las actividades de la vida. Y ni aún la muerte puede paralizar las actividades de la mente. La mente es la dotadora de sentido, en otros aspectos. Pero claro, la mente es dotadora de sentido cuando su registro de los objetos no tiene nada que ver con valoraciones sobre los objetos, sino valoraciones sobre su propia actividad. Esto es complicado. Digamos así. Ustedes saben que existen distintas producciones humanas. Se dirá, hay distintas actividades humanas que no responden a necesidades y que sin embargo, la gente las hace. Pero si la gente las hace es porque al hacer una cosa se le provoca una tensión, al hacer otra cosa se le provoca una distensión: porque una cosa provoca placer, otra cosa le provoca displacer; una cosa le provoca sufrimiento y así siguiendo. Entonces uno ve que las actividades humanas en realidad están movidas por los objetos y que uno hace simplemente el registro de los objetos. Esto es ver las actividades de los centros al revés. Los centros van hacia afuera en su disparo, no van desde el mundo hacia adentro. Confundimos el registro con la actividad.
Sucede que hay distintas producciones humanas que en realidad la gente hace porque los objetos mismos con los que opera esta gente, son simplemente vehículos de descarga de tensiones. Es decir, hay personas que realizan actividades y estas actividades las realizan no para esperar algo del objeto, no porque el objeto de un determinado tipo de placer en cuanto tal; el objeto no tiene nada que ver con esto. Estas personas realizan actividades en el mundo y van hacia los objetos por un motivo muy diferente, porque al hacer, descargan sus tensiones y el objeto, entonces, no tiene valores en sí, sino que los objetos para estas personas, son nada más que un punto de aplicación de su propia energía. Y se aplican a los objetos sin darle valoración a los objetos; ese es un caso, por lo menos.
Hay otro caso. El caso en que se hacen, se realizan actividades en el mundo, porque al realizar determinadas actividades, se va configurando en la estructura mental toda una unidad. Es decir, que se van haciendo cosas en el mundo, también en este caso, sin importar los objetos. Se van haciendo cosas en el mundo, no por descargar tensiones; en este caso se van haciendo operaciones en el mundo porque es un modo de ir integrando los propios contenidos. Y esta integración de los contenidos internos, y esta continua perspectiva que se va teniendo de los distintos procesos, usan al mundo como referencia, pero en este caso la valoración no está puesta en el mundo.

Normalmente, se pone en los objetos los valores. Se cree, mucha gente cree, que los valores están en las cosas; que una cosa es más valiosa que otra en sí; que una cosa está bien y una cosa está mal. Mucha gente cree que los valores existen en las cosas. Y en realidad los valores están puestos por la mente. Algunos, llevándolo al campo económico, creen que los valores tienen que ver, por ejemplo, con la escasez. Pero todavía no explican el sugestivo valor de ciertos metales que -si bien es cierto tiene que ver con la escasez- tiene que ver sobre todo con sus brillos, su textura, su resonancia interna, su peso, su cualidad, más que con el valor en sí, el valor puesto. Así que esto de los valores en los objetos, esto de toda una axiología, de una teoría de los valores puesta en las cosas, esto, es ilusorio.
Volviendo a nuestro problema de las movilizaciones de actividades en el mundo, no debemos ver las cosas, me parece, tan primariamente, y creer que uno se mueve si las cosas le dan cierta tensión, si las cosas le provocan cierto placer, si vale más la pena una cosa que otra. Sí, esto sucede en algunos casos, pero en otros casos las actividades humanas se lanzan al mundo como descarga de las tensiones internas, considerando al mundo como aplicación de las propias cargas. Y entonces es una forma, este moverse en el mundo, es una forma en que el siquismo se abre paso, y este siquismo va construyendo al mundo a su imagen y semejanza. Y es el avance de la conciencia y de la mente sobre el mundo, el que lleva a esta actividad, sin importar considerablemente los objetos. Esto que va pasando en el mundo, que el mundo se va haciendo cada vez más humano, se va humanizando; esto de que el mundo cada vez va reflejando más la actividad de la mente humana, nos revela que es la mente la que considera al mundo como su punto de aplicación. Y nos revela que es la mente la que no considera a los valores como puestos en los objetos, sino que es la mente la que pone los valores en el mundo, es la que da categorías, es la que establece relaciones, es la que amplía su expansión. Es la mente entonces, la que utiliza al mundo como su punto de aplicación. Y muchas de las actividades humanas tienen que ver, primariamente, con la descarga de estas tensiones hacia el mundo. Pero, en mayor profundidad, muchas actividades humanas se explican por la configuración interna que va haciendo la propia mente al aplicarse en el mundo.