15 dic. 2012

Recopilaciones sobre el alma, el doble. el centro de gravidad y el espiritu


---
La violencia más sutil,  que genera la muerte del espíritu, es la que no necesita utilizar ni cercos ni guardianes, es aquella que induce al oprimido a  creer en la lisonja y en las bellas falsedades del  opresor, y  a hacerse su cómplice…
---
Los "centros" en el hombre, han sido explicados como áreas del sistema nervioso en donde se localizan funciones. Cada centro, además de su localización nerviosa, tiene relación con distintas glándulas. Las partes y subpartes de los centros, han sido presentados como localizaciones más precisas y como niveles distintos de energía nerviosa.

Por otra parte, se ha visto que la acción de los centros se manifiesta en los plexos nerviosos, de una manera que puede experimentarse sin mayores dificultades. Los centros han sido observados como recolectores, transformado­res y distribuidores del tipo de energía definida en general, como "energía psicobiológica " o más simplemente " energía vital ".
Pese a la simplicidad de todas esas explicaciones, ellas han tenido eficacia al sintetizar en un cuadro general el complejísimo trabajo de la energía en el ser humano, que al recorrerlo, va produciendo manifestaciones tan alejadas entre sí como puede ser el acto del reflejo y la sensación de comprensión intelectual.
Interesa ahora completar el esquema, dándole mayor extensión, no mayor precisión de detalle.

Conocemos (y podemos determinar experimentalmente), la existen­cia de un campo de energía que rodea a todo ser vivo y que circu­la en torno a él como si el cuerpo con respecto al campo, fuera su "centro de gravedad”. La amplitud del campo es variable y puede de­tectarse su acción a varios centímetros de distancia de la piel.
El campo posee características electromagnéticas débiles pero ello no permite inferir que su naturaleza sea electromagnética. Tampoco puede confundirse a este campo con la radiación infrarroja producto del metabolismo de la acción calórica del ser vivo.
Cada célula está rodeada, del mismo modo, por su campo. Ciertas agrupaciones de tejidos multiplican el efecto del campo tal es el caso de los plexos nerviosos entorno a los cuales se organizan vórti­ces de energía. Existen, por lo menos, dos tipos de pasaje de energía en un cuerpo organizado: la circulación externa a él y la que se desplaza de vórtice en vórtice. Cada plexo, ya en particular, reproduce el esquema por cuanto la energía se desplaza en torno a él y porque también se desplaza internamente. Y así, en el caso de la célula, aparece el mismo sistema.

Las acciones entre cuerpo y campo son reciprocas y cualquier modificación en uno provoca una alteración concomitante en el otro. La energía de campo puede sobrecargar o eludir plexos. En tales casos, se producen disfunciones corporales.
Puede restablecerse la circulación normal, por acción en cualquie­ra de los términos, pero según se elija uno u otro se dará lugar a dos tipos distintos de "medicina " . Comentaremos como digresión que la Acupuntura, por ejemplo, es un tipo de " medicina " superficialmente corporal, pero que su acción es de campo y que la an­tigua taumaturgia fue " medicina " estrictamente de campo.
---
tomado de: http://misticasiloista.blogspot.ca/p/recopilacion-sobre-alma-doble-centro-de.html

No hay comentarios: