14 sept. 2008

MITO Y CIENCIA

(apuntes de retiro humanista, dic. 1999)

1 VISION MEDIOEVAL DEL MUNDO

En los siglos XII y XIII eran corrientes dos conceptos diferentes sobre la tierra: el primero (de la edad de bronce en textos cuneiformes sumerios 2000 a.c.) la tierra era plana y rodeada de monstruos; el segundo (de los antiguos griegos): la tierra era una esfera sólida metida en el centro de una especie de caja china de siete esferas trasparentes, en cada una de las cuales se hallaba un planeta: Luna, Mercurio, Venus, El Sol, Marte, Júpiter y Saturno.

A cada planeta se le hace corresponder un día y una nota musical (de nuestra escala diatónica) y configuran la música de las esferas, también existe un metal asociado: plata, mercurio, cobre, oro, hierro, estaño y plomo. El alma que descendía de los cielos para nacer en la tierra adquiría, al llegar abajo, las cualidades de dichos metales; por eso nuestro cuerpo y alma están compuestos de todos los elementos del universo y cantan, por así decirlo, la misma canción.

En la edad media, las siete ramas del conocimiento estaban asociadas a dichas esferas: gramática, lógica y retórica (EL TRIVIUM); aritmética, música, geometría y astronomía (EL CUADRIVIUM). Además las esferas cristalinas, no eran de materia inerte sino de sustancia espiritual viva, presididas por seres angélicos. Más allá de este reino creado se hallaba el reino celestial en donde Dios se sentaba en su trono. El alma al morir pasaba nuevamente por las siete esferas y cada una de ellas iba dejando la cualidad para llegar al juicio totalmente desnuda. Por abajo en la tierra, gobernaban el emperador y el Papa de acuerdo a las leyes y a la voluntad de Dios.

De esta manera vemos como en la visión global de los pensadores medioevales existía un perfecto acuerdo entre la estructura del universo, los cánones por los que se regía el orden social y el bien individual. A través de una incuestionable obediencia, el cristiano se ponía en sintonía no sólo con su sociedad sino con sus mejores intereses internos y con el orden externo de la naturaleza. El imperio cristiano era un reflejo terrenal del orden celestial, organizado jerárquicamente, con las vestiduras, tronos y procedimientos de sus cortes inspirados en la imagen celestial, conformando las campanas de sus catedrales y las armonías de los coros un eco de tonos terrenales reflejo de los angélicos.

En la DIVINA COMEDIA, Dante desarrolló una visión del universo que satisfizo perfectamente tanto las nociones religiosas como científicas en su tiempo. Cuando Satán fue expulsado del cielo a causa de su orgullo y desobediencia, se supone que cayo como un cometa incendiado y que, cuando colisionó con la Tierra, lo hizo justamente por el centro.

El prodigioso cráter que abrió se convirtió en el inflamado pozo del infierno; la gran masa de tierra desplazada por el choque apareció en el polo opuesto, convirtiéndose en la montaña del purgatorio, que Dante represento exactamente en el polo sur. En su visión, todo el hemisferio sur estaba formado por agua, con esa montaña sobresaliendo y en cuya cima se hallaba el Paraíso Terrenal, de cuyo centro manaban los cuatro ríos de que hablan las sagradas escrituras.


2 EL DESARROLLO DE LA CIENCIA Y SUS EFECTOS SOBRE EL MITO

Poco después del viaje de Colón (1492), que hizo época, Magallanes circunnavegaba el globo. La tierra empezaba a ser explorada sistemáticamente y las viejas, simbólicas y mitológicas geografías quedaban desacreditadas. Cincuenta años después (1543) Copernico público sus estudios sobre el universo heliocéntrico y 70 años después (1616) el telescopio de Galileo confirmó de forma tangible la visión copernicana. El cuadro que presenta la visión medieval del universo, resulta un recuento aburrido al compararlo con la revelación maravillosa y alucinante que hace hoy la astronomía del universo.

El desarrollo de la ciencia no sólo hizo añicos las nociones míticas sobre la naturaleza del cosmos, sino también todas las explicaciones míticas acerca del origen y la historia de la humanidad; de esta manera se desmonta científicamente Adán y Eva, el Diluvio Universal y el Arca de Noé. El estudio de los huesos humanos y de las ruinas de las ciudades pone en entredicho la existencia de Caín y Abel; las plagas bíblicas, el éxodo, los cuarenta años en el desierto.

Recientes estudios comparativos entre culturas distintas han demostrado que similares historias míticas se encuentran en todos los rincones de la tierra: los españoles al llegar a México encontraron Altos templos piramidales que representaban al igual que la montaña del purgatorio del Dante, los grados de elevación del espíritu. Existían trece cielos, nueve infiernos o inframundos. Por encima de todo ello existía un ser supremo y también había un salvador encarnado, asociado con una serpiente, nacido de una virgen y que además había nacido, muerto y renacido.

Los modernos estudios encuentran en casi todos los mitos de vírgenes que han concebido héroes que murieron y renacieron; templos que representan la montaña cósmica con el paraíso en la cima y horribles infiernos por debajo; por ejemplo vemos en Egipto la mitología del asesinado y renacido OSIRIS, en Mesopotámica encontramos a TAMMUZ; ADONIS en Siria y DIONISOS en Grecia. Todos ellos proporcionaron modelos a los primeros cristianos para sus representaciones de CRISTO.


3 ACTUALES POSTURAS CON RELACION AL MITO

La primera postura que conforman las grandes civilizaciones y que creen en sus mitos tiende a interpretar literalmente sus propias figuras simbólicas y a observarse a sí mismos como favorecidos de alguna manera en relación con los demás. Los POLITEISTAS GRIEGOS, ROMANOS, HINDUES Y CHINOS que eran capaces de contemplar benévolamente los dioses y costumbres de otros, se ven a sí mismos como superiores. Para los MONOTEISTAS JUDIOS, CRISTIANOS Y MUSULMANES los dioses de los otros son vistos no como dioses sino como demonios, y sus fieles como impíos. LA MECA, ROMA, JERUSALEM y (en menor medida) BENARES Y BEIJING han sido durante siglos y cada uno a su manera, el ombligo del universo, directamente conectadas en línea directa con el reino de la luz o con dios.

La segunda postura es que gracias al desarrollo de la ciencia, en la actualidad, nadie puede tomar en serio lo anterior, es decir la lectura literal de sus mitos por muy básica que sea su formación. Esta postura si bien libra del fanatismo de la primera (puede crear un nuevo fanatismo) crea el vacío de sentido que la primera llenaba. La lectura literal de las formas simbólicas ha sido desde siempre y de hecho todavía lo es el soporte de sus civilizaciones, de sus ordenes morales, de su cohesión, vitalidad y poder creativos. Con la perdida de ellos aparece la incertidumbre, y con dicha incertidumbre y el desequilibrio, ya que la vida, como Nietzche sabía, requiere de ilusiones que la sostengan; donde estas han desaparecido no hay nada seguro a que asirse, no existe ley moral ni nada firme.

Se ha visto como las comunidades primitivas se desequilibran con la presencia del hombre blanco. Al desacreditar este sus viejos mitos (tabúes) estos pueblos se han venido abajo, se han desintegrado y convertido en caldo de cultivo del vicio y la enfermedad. En la civilización occidental se ha visto algo parecido con el desarrollo de la modernidad: los viejos tabúes fundamentados en la mitología han sido desestabilizados por la ciencia moderna y en todo el mundo civilizado puede observarse una rápida y creciente incidencia del desorden mental, suicidio, adicciones, crímenes de todo tipo, hogares destrozados, niños indolentes, violencia y desesperación. Todo esto por supuesto da pie a los predicadores de todos los pelajes llamando al arrepentimiento y la vuelta a las viejas formas religiosas.


4 ¿EL MITO Y LA CIENCIA NECESARIAMENTE SON OPUESTOS?

Hoy los educadores viven un problema porque les interesa el carácter moral y el aprendizaje científico de sus estudiantes. Entonces se produce la disyuntiva entre los mitos que soportan la moral de nuestra civilización y los hechos científicos que niegan la "verdad" de los mitos. Los ordenes morales de las sociedades siempre se han fundamentado en los mitos, (en los canonizados como la religión) y el impacto de la ciencia sobre los mitos ha resultado aparentemente sin poder evitarlo en el desequilibrio moral.

La contradicción anterior nos lleva a la pregunta ¿NO ES POSIBLE LLEGAR CIENTIFICAMENTE A UN ENTENDIMIENTO DE LA NATURALEZA DE LOS MITOS COMO BASE DE LA VIDA, DE MANERA QUE, AL CRITICAR SUS RASGOS ARCAICOS, NO DESFIGUREMOS Y DESCALIFIQUEMOS SU NECESIDAD?

En las ortodoxias religiosas, los seres y los hechos míticos son vistos y enseñados como verdades históricas (judaísmo y cristianismo): hubo un EXODO de EGIPTO, hubo una RESURRECCION de CRISTO. Estas religiones no dicen que estos episodios son imaginarios y proyectados sobre la historia de estos pueblos, y que además son parecidos a otras proyecciones imaginarias que han tenido lugar en otros sitios: CHINA, INDIA, YUCATAN,... PARA LAS ORTODOXIAS RELIGIOSAS SON HECHOS REALES, HISTORICOS.

Así como los científicos ARQUELOGOS E HISTORIADORES, muestran con sus investigaciones que los MITOS como HECHOS HISTORICOS no son verdaderos, es decir: que no existe un pueblo elegido de Dios en un mundo interracial, que no hay una verdad revelada única, que no hay una única y verdadera iglesia ; los científicos SICOLOGOS deben mostrar que la comparación de las mitologias de culturas distintas revelan que hay una serie de coincidencias simbólicas en todos ellos que están indicando inobjetablemente que el mito describe no hechos históricos, sino "HECHOS DE LA MENTE". Es función de la sicología desarrollar modos de trabajo personal que equilibren en el ser humano las consecuencias de la disolución de los mitos por el desarrollo de la ciencia.


5 DOS VISIONES DE LA SICOLOGIA CON RELACION AL MITO

A) LA VISION DE FREUD: son sueños de orden psicológico. Por así decirlo los mitos son sueños públicos y los sueños son mitos privados. Ambos son sintomáticos de represiones de incestuosos deseos infantiles; la única diferencia entre la religión y la neurosis es que la primera es más pública. La persona neurótica se siente avergonzada, sola y aislada, mientras que los dioses son proyecciones generales sobre una pantalla Universal. También los mitos son manifestaciones de miedos compulsivos e inconscientes y de desilusiones. Además, todas las artes, y en particular las artes religiosas, son, según, Freud, igualmente patológicas; lo mismo que las filosofías. La misma civilización es, de hecho, un sustituto patológico de decepciones infantiles inconscientes. Por ello Freud juzgó negativamente los mundos del mito, la magia y la religión, como errores que debían ser refutados, sobrepasados y sustituidos finalmente por la ciencia.

B) LA VISION DE JUNG: Las imaginerías de la mitología y la religión sirven a finalidades vitales de manera positiva. Todos los órganos de nuestro cuerpo no sólo los sexuales y de agresión tienen su propósito y motivos, algunos estando sujetos a control conciente mientras otros no. Nuestra conciencia orientada a los externo y que se dedica a las demandas diarias, podría perder contacto con las fuerzas interiores; los mitos cuando son correctamente leídos, son los medios que nos devuelven dicho contacto.

En lenguaje de imágenes nos hablan de poderes de la psiquis a fin de poderlos reconocer e integrar con nuestras vidas, se trata de poderes que son comunes al espíritu humano desde siempre, y que representan la sabiduría de la especie a través de la cual el hombre ha sobrevivido a través de los milenios. Por ello no han sido y no podrán nunca, ser desplazados por el desarrollo de la ciencia, que tiene que ver más con el mundo externo que con las profundidades en las que penetramos al dormir.
Mediante un diálogo con estas fuerzas internas a través de nuestros sueños y del estudio de los mitos, podemos aprender a conocer y entender el más grande horizonte de nuestro más profundo y sabio ser interior. De la misma manera, la sociedad que protege y mantiene vivos sus mitos estará alimentada por los más profundos y ricos estratos del espíritu humano.



6 PELIGROS DEL DESACUERDO ENTRE CIENCIA Y MITO

Existen dos desacuerdos posibles:

A) CUANDO EL MITO RECHAZA A LA CIENCIA: sucede cuando se es arrastrado por los propios sueños y mitos heredados, lejos del mundo de la moderna conciencia, permaneciendo anclado en modelos de sentimientos arcaicos y pensamientos inapropiados para la vida contemporánea.

¿Que sucede cuando se rechaza los adelantos de la ciencia y se aferra a su sueño heredado como una verdad absoluta, rechazando las novedades de conciencia, razón, ciencia y hechos? Dos historias nos pueden servir de ejemplo:

EL CRISTIANISMO: Los principios de lo que denominamos ciencia lo desarrollaron los griegos y gran parte del conocimiento reunido fue comunicado a Asia y a la India a través de Persia llegando a China. cada uno de estos mundos orientales poseía un estilo propio de pensamiento mitológico (que aunque les daba cohesión) no favorecía el pensamiento objetivo, realista, inquisitivo y las actitudes y métodos experimentales propios de los griegos, por lo que estos avances no fueron asimilados.

En el año 275 a.c. Aristarco sostenía que la tierra era una esfera alrededor del sol; el año 250 a.c. Eratóstenes había calculado la circunferencia de la tierra, en el 240 a.c. Hiparco había calculado el diámetro de la luna y Justiniano (emperador romano) en el 529 d.c. cerro todas las escuelas paganas griegas; si las hubiera apoyado mucha sangre, sudor, lagrimas, victimas en la hoguera y 1000 años de atraso le hubiera ahorrado al mundo occidental.

EL ISLAM: en un principio recibió, aceptó e incluso desarrolló el legado clásico. Durante cerca de seis siglos en el seno del Islam se dio un impresionante desarrollo del pensamiento, experimentación e investigación científica, sobre todo en medicina.

Pero cerca del 1100 la autoridad de la comunidad general, la Sunna de la que el profeta Mahoma afirmó que siempre tendría la razón , se desplomó. Se argumentó que el pensamiento científico conducía a la "perdida de la creencia en el origen del mundo y en el creador". Se produjo una extraordinaria paradoja: mientras la luz del pensamiento griego empezaba a penetrar en Europa de manos del Islam; la ciencia y la medicina islámica sufrió una paralización y murió; y con ello también el Islam. A partir de ahí la antorcha de la ciencia pasa a occidente y desde el siglo XII en adelante es fácil observar el desarrollo de la ciencia en occidente.

B) CUANDO LA CIENCIA RECHAZA AL MITO: sucede cuando la ciencia toma a los relatos míticos como referidos a hechos externos y no ha realidades mentales; en este caso se afirmará que los mitos son falsedades, que cuanto más racionalistas sean nuestras aseveraciones más ciertas serán. Las consecuencias de estos son desastrosas ya que dejaran a la gente sin recursos para manejar su mundo interior

No hay comentarios: