12 may. 2009

RELIGIOSIDAD Y RELIGION


Fragmentos de la ENTREVISTA A SILO EN MILÁN, el día 25 de febrero de 1997, realizada por Carla Caporale, redactora de la revista "Nuova Era Meditazione".

 Nosotros distinguimos entre religión y religiosidad. El sentimiento religioso se puede expresar mediante una liturgia, libros sagrados, procedimientos, etc... o no. Este sentimiento religioso nos parece una energía muy importante. Esto es lo que da motivo a la búsqueda en el campo espiritual. Hay mucha gente que se mueve en el campo espiritual y afirma no pertenecer a ninguna religión. Y es así; sin embargo su religiosidad es grande. Para nosotros, este fenómeno no es un fenómeno para descartar, ni un fenómeno del que no se pueda hablar. ¡Sí que se puede hablar de él! Y, de hecho, entre los nuestros hay gente a la cual le gusta mucho hablar de estos temas de la religiosidad, de la inspiración, de la búsqueda....
{…}
En un grupo de trabajo restringido, especializado, con amigos psicólogos y otros, hemos estudiado los distintos procedimientos de las religiones, los procedimientos de los rituales. Hemos comprobado como en la oración musulmana, por ejemplo, independientemente de su inspiración religiosa, existe una forma de respiración que comienza como diafragmática y luego se hace alta, produciendo un tipo de oxigenación diferente al de la oración occidental donde el cuerpo se encuentra sentado. Como también los Derviches, con sus giros, provocan descompensaciones en los canales semicirculares del oído, una especie de vértigo, y en este estado de inestabilidad se encuentran frente a nuevos fenómenos psicológicos. Hemos visto como en la Umbanda, La Macumba y en el Candomblé, gracias a ritmos precisos que tienen que ver con el ritmo cardíaco, con el acompañamiento de cachaza - una bebida fuertemente alcohólica- y también con un tabaco muy fuerte, entran en un trance en el cual les parece estar tomados de ciertos espíritus.
 En muchas religiones del mundo, incluyendo el chamanismo como religión, hemos encontrado mecanismos psicofisiológicos similares que provocan "aperturas" por darles un nombre. En ciertas ocasiones, son aperturas a la creatividad, mientras que, en otros, abren las puertas a la confusión y a la desorganización interna. Nosotros creemos que parte de esta búsqueda -incluyendo también esta especie de "cultura química" que circula en las ciudades- toma esta vía de la confusión, del desorden. Con "cultura química" no me refiero solo a la droga en particular, sino también a toda la farmacología empujada por las grandes empresas del sector. Por esto, nos encontramos de frente al ciudadano medio que tiene un consumo desconsiderado de psicofármacos. A veces consume psicofármacos para inspirarse, como si estuviera buscando otra posibilidad.
(…) 
…Hemos hecho algo y lo relacionamos también con cuestiones que no son estrictamente ceremoniales, pero que están sucediendo en nuestras sociedades contemporáneas. No podemos considerar a un festival de Rock como un rito, sin embargo..... También al que consume droga no se lo considera en una búsqueda religiosa, sin embargo....... Por lo tanto, todos estos mecanismos que explican tantos fenómenos, los vemos también en nuestras sociedades asfixiadas. El sistema no está en condiciones de resolver estos problemas. Hay que enfrentarlos de otro modo, es necesario dar nuevas aperturas a las nuevas generaciones; de otra manera, será complicado.

No hay comentarios: