10 jul. 2010

La expulsión del paraiso desde otra mirada

Viendo Dios que no tenía con quien conversar, que en toda esa creación no habia un ser capaz de escucharle, comprenderle o rebatirle...sintiendose solo, muy solo, ingenió un plan a muy largo plazo (tiene todo el tiempo del mundo!) : llamó a su vieja amiga la serpiente, algo le cuchicheó al oido y...Pasó lo que los cristianos sabemos (nos contaron) que pasó.
Horas despues y ad portas del paraiso, el arcangel Gabriel conminaba a Adan y Eva a que salieran del paraiso a conocer mundo. Les argumentaba que ellos ya no cabian ahi. Ya no eran inocentes, ya podían elegir!, mientras que todos, todos, pero todos los otros animales del paraiso estaban sumidos en la mas profunda inocencia-ignorancia: ellos no elegian por si mismos: la naturaleza elegia por ellos!. Eran 100% ecologicos!, pues no podian contravenir sus programas instintuales. 
Todas esas otras especies animales no eran morales ni inmorales: eran  amorales. Mientras que los humanos demostraron que podian elegir entre el si y el no. 
Ante tan prometedores y convincentes argumentos, aunque con mucho temor (era su primera vez!) salieron hacia el mundo desconocido.  
En sus mentes retumbaban las palabras del arcangel: Id al mundo, creced, multiplicaos, aprended, yerrad, caed y levantaos. Asi, tal vez algun dia aprendereis a ser buenos no por imposición, sino por conviccion. Aprendereis a elegir lo evolutivamente bueno,  no por temor, sino por certeza de corazón. Entonces (esta parte se la reservó Gabriel para sí) tal vez algún dia mi buen Dios tenga con quien platicar!

No hay comentarios: