25 feb. 2018

Apuntes de una conversación de Salvatore Puledda en Milán sobre la muerte.

(Hemos omitido los nombres completos de las personas que aparecen en ella y dejamos el contenido de este material a quién pueda servirle).

"Los muertos siguen viviendo, pero en otro mundo, en el mundo intermedio, que es un mundo psíquico. No está en un lugar lejano, esta acá mismo. Es como una otra dimensión. Hay infinitos mundos. Este es un mundo complejo, más complejo del nuestro, con flora y fauna también. Los muertos están allí, y (si he comprendido bien) allí mismo están otras entidades intencionales (¿serán los dioses? no sé).
En el momento de la muerte no hay dolor, pero es un momento delicado porque el muerto se confunde, no sabe si está adentro del cuerpo (como le parecería normal porque así está acostumbrado) o fuera y no sabe muy bien adonde ir.
Muchas veces el muerto se queda cerca del cuerpo (y por eso en todas las culturas hay cuidado de los cuerpos de los muertos, no se los tira, se les da mucha atención), está como desorientado.

El tránsito puede ser fácil o difícil y eso depende del estado en que estaba la persona al momento de su muerte. Por eso el N. ha escrito que morir en un momento bueno puede ser un arrebato bendito.
Los muertos, cuando alguien los ve en su mundo, "caminan". Esta es una imagen configurada por los vivos, que probablemente no corresponde a la realidad sino es una configuración hecha por los que miran y que no pueden representarse el otro mundo así como es, tienen que representarlo según elementos de espacio y tiempo que corresponden a su experiencia en este mundo. Parece que esta imagen quiera decir que los muertos están en algún proceso.
Los muertos se comunican con los vivos y los momentos más aptos son el sueño y los trabajos transferenciales. El contacto se basa sobre un vínculo emocional, es decir que se da entre personas queridas.
No es conveniente buscar este contacto, para no molestar, pero a veces se da porque los dos quieren tenerlo.
La primera cosa que me pregunto Salva era si alguien había soñado con Anna, la chica que murió. Yo le dije que no, pero que A.P, la había visto en un trabajo transferencial hecha dos días después de su muerte. Ella estaba en la luz, muy feliz, y dijo: "Yo ya he llegado acá y les espero. No era un rayo, era un puente". Yo misma la vi, la noche del accidente; no estaba durmiendo, pero estaba en un estado totalmente alterado, llorando, cuando se me apareció ella, reía y me dijo: "No llores, Gio, ¡yo estoy bien!". Yo no le había dado mucha importancia a esta cosa, pensando que era una proyección mía para compensarme en un momento de total desesperación; pero Salva la considero como un contacto (y el N. también, porque lo ha escrito ayer):
"Salva,Excelente tu intervención en Milán. Creo que ha sido de gran utilidad. Me pareció muy adecuada tu explicación y me llamó la atención la transferencia de A.P y el semisueño de Gio,.
Los acontecimientos psicológicos que han rodeado a este hecho desafortunado, han servido (y creo que servirán) a mucha gente para poner su cabeza en una dimensión más interesante que la cotidiana.
Muchas gracias, Salva, y un gran abrazo.
Mario".

Salva dió importancia también a otras señales, como por ej. El walkman de la hermana de Anna que se prendió dos veces solo.
A otra chica nuestra le paso eso: estaba manejando, alterada, y de pronto perdió la visión de la calle y le apareció Anna contenta, diciendo: "¿Viste lo que hice?". Salvatore se cagaba de risa... decía que Anna tenía algo particular...
Digamos, todas las cosas que habían pasado Salva las valororó, mucho, como contactos que ella hacia. En los trabajos de transferencias, algunas veces se han tomado contacto con muertos queridos y una vez ellos dijeron. "Nosotros estamos vivos, nuestro problema es que no podemos hacerlo creer a ustedes".

Tenemos tres cuerpos. El cuerpo físico, otro cuerpo con que tomamos contacto durante la experiencia de fuerza (el doble) y otro que se puede llamar el espíritu. Cuando muere el cuerpo físico, sigue viviendo el doble y ese doble se lleva el tercer cuerpo. Durante el proceso sucesivo el espíritu se libera y llega a la ciudad escondida. "La Guía del camino interno" explica este proceso. Parece que no todos llegan a liberar el espíritu. Parece que eso depende de la unidad interna. Entonces, la unidad interna determina las posibilidades de desarrollo después de la muerte. Salva me dijo que la mayoría de la gente logra llegar al mundo intermedio, pero que no todos después llegan a la ciudad escondida. Eso porque el doble, que contiene, o protege, o lleva (no se) el tercer cuerpo, puede ser fuerte o débil y eso depende de la unidad interna. Si es débil, se desarma antes que el espíritu esté listo para liberarse. Él no nos dijo que pasa con los dobles débiles que se disuelven sin haber podido contener el espíritu hasta su salida; dijo solo que no les pasa nada malo.

Pero ahora entiendo porque hay que ayudar a la gente a morir en unidad. Antes pensaba que era para tratar que trascendieran; ahora creo que sea para ayudar el tránsito y también para ayudar a su desarrollo futuro. Y entiendo también porque hay que vivir en unidad interna...
Salva habló mucho también de la cultura actual. Dijo que el cristianismo ya ha fracasado, no porque su enseñanza sea equivocada sino porque utiliza alegorías antiguas que ya no van en esta sociedad tecnológica.

Así que la gente se queda sin una dirección para arriba y conserva solo la dirección para abajo (de ahí, todas las películas de zombis, de Drácula, que son alegorías de lo que pasa después de la muerte sin tener una opción para arriba o, en todo caso, alegorías de la desesperación frente a la falta de otra dirección para arriba). La moda dark está adentro de ese mismo fenómeno.
---------------
Sobre el mismo tema, ver tambien: 




No hay comentarios: