19 abr. 2014

Todo lo que hacemos en la vida tiene su eco en la eternidad

Todo lo que haces o dejas de hacer, 
todo lo que dices o dejas de decir
queda grabado indeleblemente en cada célula de tu cuerpo, 
en cada atomo del universo,
en cada unidad del espacio-tiempo,
y de ello depende tu bienestar o malestar interior, 
tu salud y tu enfermedad,
tu sueño sereno o inquieto,
...tambien tu temor o tu apertura ante la propia muerte.
Gabrielvl


"...Hay frases en algunas películas que dicen que todo lo que hacemos en la vida tiene su eco en la eternidad. Es decir, todo lo que tú haces, todas tus grabaciones, en el momento de partir es el juicio de tus acciones, entonces mejor que tus memorias, que tu mundo interno este reconciliado, purificado, que estén livianos, si no te atraen a este mundo, te quieren dejar quedar aquí. En el mundo cristiano hablan de un purgatorio, en el que tienes que estar porque no estás purificado, tienes que estar en un lugar intermedio, en un bardo como dicen los tibetanos, en el que están confusos, no saben para dónde ir. En cambio si estás reconciliado, purificado, liviano, en paz contigo mismo y con los demás, no tienes nada que te ate aquí, que pese, si no que partes hacia el lugar que corresponde a ese nivel de ser.

Entonces tu espíritu, es como si hubiera distinto tipo de espíritus y cada espíritu va hacia el plano que le corresponde para seguir desarrollándose. En todo esto parece que existe un plan, un proyecto, pero uno no tiene recuerdo de ningún proyecto, ni sabe. Es muy curioso cómo vivimos en un mundo en donde no sabes de dónde vienes, no sabes hacia dónde vas, estás preocupado por otras cosas, pero por ese tema tan esencial, tan fundamental, no te preocupas, cuando justamente es un momento que pasas por aquí, pareciera que es un tránsito de perfeccionamiento, de posible perfeccionamiento, pero no vemos la vida como una oportunidad estupenda de un posible mejoramiento, de una contribución a un proyecto general que no hemos hecho.

Nosotros somos parte de ese proyecto y lo mejor que puedes hacer es colaborar con la evolución de las cosas, es el primer principio. Colaborar. En la medida en que vas en contra de ese proyecto, entonces te perjudicas. En la medida en que tú colaboras con ese proyecto de unidad, de transformación, de humanización, humanizar la Tierra es llevar eso profundo, echar luz, en la medida que colaboras con eso, tú, si podemos hablar de un tú, te mejoras, te perfeccionas, te subes como en la ola de esa corriente. "

Tomado de: 
Entrevista a Eduardo Gozalo, Maestro Disciplina Material,  septiembre 2011 
Parques de Estudio y Reflexión Punta de Vacas. 


No hay comentarios: