19 mar. 2017

Intentando transmitir lo sagrado con bondad - Angelica Soler

RESUMEN: He tenido, afortunadamente, una gran cantidad de experiencias trascendentales que con el tiempo, al mantener el trabajo con la fuerza, la reconciliación y la ascesis, intentando acceder a lo profundo, se han vuelto más frecuentes. Me he preguntado cómo saber si efectivamente se trataba de accesos a lo sagrado ó lo profundo y para ello decidí estudiar que dijo Silo al respecto y las definiciones de un sabio amigo. Tuve que aceptar que si bien está claro el contacto con lo sagrado, no puedo saber racionalmente si accedo o no a lo profundo ya que la falta de indicadores no me lo permite, pero puedo reconocer haber estado a las puertas del mismo y que sin duda alguna, ello me ayuda a vivir. 

Otro tanto me ha sucedido con las situaciones y experiencias posteriores, donde se expresa una carga, una fuerza que identifico como diferente de mis capacidades “normales”, con un “voltaje” llamativo, que no registro como “mío”. Esas experiencias abarcan una gran gama de intenciones, emociones y situaciones, en un abanico que va desde la intolerancia y el fanatismo hasta la bondad sin límites, pasando por una enorme gama intermedia. Decido estudiar lo dicho por Silo al respecto y lo encuentro esclarecedor. Me doy cuenta que no todas las experiencias son traducciones, aunque algunas efectivamente lo sean, y que depende de mí la orientación que tomen. Descubro la importancia de la dirección de vida que escojo, no solamente en los momentos críticos sino en la cotidianeidad de mi vida.
...

..."El yo se apaga suavemente. Van despareciendo los comentarios sobre la experiencia (mi “periodista” interno) como también la visión y la comprensión limitada. Me encuentro frente a “otro espacio mental” y la conciencia se abre, como recibiendo o presenciado eso. 

Lo que mira es libre, es lúcido. Puedo volver al yo, como si bajara, pero aquello permanece. Esa conciencia está relacionada conmigo, parte de mí, pero no soy yo. Tiene una dimensión afectiva de liviandad, de libertad, pero es una conciencia lúcida.” 

En ocasiones anteriores había experimentado la presencia de un ámbito de lucidez y como se apaga suavemente el yo. La diferencia con esta experiencia es que ahora surge esta otra “mirada” lúcida que permanece aún cuando “bajo” al “yo”"..

No hay comentarios: