14 abr. 2017

Crisis del Estado y futuribles, de Dario Ergas


Esta crisis del Estado y de la institucionalidad en general, es una crisis de crecimiento. No se trata de un retroceso, sino por el contrario, se trata de un sistema que ya no satisface las necesidades del ser humano que emerge en la era de la mundialización. Toda la corrupción que sale a la luz, la putrefacción de las elites políticas, eclesiásticas, militares, económicas etc., no son de ahora; se han ido acentuando desde la creación misma del Estado Nacional; pero sólo hoy somos capaces de verla, de transparentarla y ponerla ante los ojos de todos. El hecho de que la conciencia ponga ante sí estos defectos que hasta ahora prefería ocultar, nos habla de un crecimiento de la conciencia humana."
 ...
"Simultáneamente hay otro proceso en marcha y es la formación de comunidades independientes de lo establecido. A medida que el “sistema” se va trancando, se forman comunidades de personas en torno a los más variados intereses. El interés en torno al cual se va aglutinando una comunidad puede ser muy diverso; deportivo, religioso, cultural, familiar, musical, político, educacional, una necesidad básica, etc.  La comunidad comienza a ser cada vez más importante y es una tendencia en aumento, en la medida que se deteriora las instituciones tradicionales. Se participa de una o de varias comunidades, que van dando a la vida un nuevo sentido.  Aunque estas comunidades pueden tener distintos signos, desde bandas delictivas hasta comunidades científicas y espirituales, pudiéramos estar presenciando un fenómeno humano que señala nuevos tiempos."

No hay comentarios: